Una tormenta en un cuadro de casi 3 metros de largo, con trucos que te obliga a meterte dentro del cuadro y una ambientación que te lo hace creíble  no puede mas que sobrecogerte. La primera vez que vi este cuadro me angustio, me dio miedo, quería saltar a ayudar. Esta es la gracia de este monumental cuadro, rodeado también de misterio en su origen y objetivo que hoy explico para que quien me lea le entren ganas de ir a visitar el Museo Carmen-Thyssen de Málaga.

Como se aprecia el cuadro muestra como unos niños ven desde un muelle una gran tempestad y un barco con pinta de que va a naufragar. Pero el pintor ha sido muy hábil al pintar las barandillas del muelle porque esa linea diagonal ascendente te obliga a meterte dentro del cuadro. Ademas ha pintado el suelo roto  y la barandilla que esta mas cerca del espectador y bien firme mas lejos, lo que por instinto hace que quien lo observe se quiere meter dentro del muelle para evitar las tablas rotas. Esto en un cuadro chico no funciona, pero en un cuadro de 175 cm de alto como este te lo tragas y te metes dentro…

Amenaza de naufragio (detalle)
Amenaza de naufragio (detalle)

La escena es desoladora , oscura en todo el cielo y el mar pero al final de la barandilla ha pintado un grupo de niños de espalda como testigos dela tragedia. la actitud de esos niños, con uno que lleva un salvavidas y otro una cuerda te angustia y te hace pensar en el naufragio y rescate. Ademas la niña con el bebe en brazos que se vuelve para no mira el desastre, el pero aullando…. la verdad es que el cuadro es una maravilla de narración sobre una tragedia inminente. Incluso en detalles como la barandilla rota o algunos trazos de rojo que ha pintado sobre el mar te da aspecto continuo de peligro, aunque el barco apenas se vea a lo lejos. Muy creíble, muy angustioso.

Amenaza de naufragio (detalle)
Amenaza de naufragio (detalle)

Pero este cuadro ademas tiene cierto misterio pues era desconocido hasta que la baronesa Thysssen lo compro y no encaja con nada de lo que se conocia del autor. El pintor Jose Navarro era valenciano y se paso toda la vida «copiando»  el estilo de Sorolla en cuadros de pequeño formato y era de lo que vivía. Decenas de cuadros de flores, de naranjas, del campo valenciano y similares es su producción mas habitual. En este museo hay otro cuadro de Jose Navarro Llorens llamado «Llegada de la pesca» que es una copia de un fragmento de un cuadro de Sorolla. Por eso este cuadro gigante, de una tragedia, sin que se parezca a nada de Sorolla ha sorprendido al mundo del arte.

El cuadro esta fechado en 1984 y se sabe que ese año  se presento al Concurso Nacional de Bellas Artes de Madrid cuyo ganador colgaba su cuadro en el Museo del Prado y se llenaba de prestigio. No ha quedado rastro de el cuadro que J. Navarro presento, pero a ese concurso siempre se presentaban cuadros muy grandes y ademas si querías ser orinal no podías copiar el estilo de otro como solía hacer este pintor con el estilo de Sorolla.  Asi que es posible (solo posible) que este fantástico y angustioso cuadro fuera el que presento Jorge Navarro LLorens y con el que por cierto quedo en segundo puesto…. ese año gano Sorolla.

Amenaza de naufragio (detalle)
Amenaza de naufragio (detalle)

 

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *