Lienzos repletos de mujeres enmascaradas con una delicada belleza, sensuales, provocadoras y transgresoras, llenas de miradas cruzadas y manos enlazadas… No, no se trata de una exposición de pintura del renacimiento ni una colección deSeguir Leyendo