Ifergan Collection de Arqueología, un nuevo Museo de Málaga

 


Descubrir que han abierto un nuevo Museo en Málaga e ir a visitarlo por primera vez es toda una experiencia. Cuando un museo lleva años en una ciudad las redes sociales están llenas de fotos, comentarios y recomendaciones que se complementan con reportajes de revistas y catálogos. Pero cuando hablamos de una colección privada que rara vez ha sido mostrada en su conjunto al publico, visitarla recién inaugurada como hice yo hace unos días es realmente muy emocionante, porque no sabes lo que te vas a encontrar… Lo que me encontré es lo que os voy a contar y os adelanto que me ha encantado. Empecemos.

Sala Collecion Ifergan

“Ifergan Collection” es la colección de arqueología del promotor inmobiliario Vicente Jimenez Ifergan, que con 17 años compro en Jerusalen una pequeña lucerna romana de la época de Herodes y desde entonces no ha dejado de coleccionar.  Si hay algo que caracteriza esta colección es por tanto la pasión de un hombre que ha recorrido el mundo buscando y comprando todos los objetos que ha podido hasta completar una de las colecciones de arqueología mas importante del mundo. No es una colección museistica tradicional que completa un discurso histórico si no una colección de los objetos mas bellos, curiosos  e interesantes al gusto del coleccionista que es por supuesto un experto. De hecho la linea común es que esta lleno de objetos cotidianos, de piezas arqueológicas del día a día que permite perfectamente recrearte en lo que pudo ser la vida de los pueblos cuya historia toca.

Tocando al Dios Hermes

Y la colección se empieza tocando porque tras la taquilla hay una cabeza del Dios Hermes (un Herma)  del siglo II d.c. que los griegos  ponían en cruces y caminos o la las salidas de las casa para que al tocarlo diera suerte… y aquí te dejan tocarlo.  Y eso me ha enamorado porque directamente te sumerge en las costumbres de un pueblo, su historia, sus creencias, sus logros y avances que es lo que mas se destaca en esta colección. Sin lugar a dudas una colección de un enamorado de la historia y los pueblos antiguos que es para lo que debería servir un museo arqueológico y que en este lo bordan .

El espacio museistico esta abierto a pie de calle formando parte del llamado “Complejo Jerusalem” que se va a completar con una cafetería de comida sefardí. El museo en si son dos salas muy diferentes hasta el punto que se han diferenciado como si fueran dos museos distintos. En una primera sala hay 10 vitrinas correspondiente a diez pueblos o civilizaciones que poblaron el mediterráneo (de los Cananeos a los Mususlmanes ). Y la otra sala son mas de 100 figuras de terracota fenicia rescatados de un pecio que se hundió hace mas de 2500 años. Esa sala llamada Málaka es la joya de la corona de este museo.

La primera sala donde esta el grueso de la colección comienza con la tapa de un sarcófago egipcio del Perdiodo Ptolomaico  (323-30 a.c.). Si , ya se que he dicho que predomina los objetos cotidianos pero no he dicho que no hubiera grandes joyas y esta sin duda es una de ellas con una policromia muy rica en color y muy bien conservada. Y tras pasar las taquillas y tocar la Herma de la que ya he hablado comienzan las 10 vitrinas desde el lado derecho de la sala en un recorrido circular. No es mi intención explicar las 200 piezas arqueológicas pero si destacar algunas de las que mas me han gustado para intentar como siempre que a mis lectores le entren ganas de ir a ver el resto y disfrutarlo.

Vitrina de Roma de la Collection Ifergan

La primera vitrina es Mesopotamia y me ha dejado sin palabras varios objetos con escritura cuneiforme que se considera el origen de la escritura en el mundo. Con lo raro que son los objetos mesopotamicos pues la mayoría eran de barro y mucho mas los de escritura. En esta vitrina también hay una pequeña pieza muy interesante como me explico su directo Francisco M. Ramirez y es una pequeña diosa con un niño en brazos (una maternidad de terracota del 1650 a.c.), que muestra imagen de  la virgen con su hijo estaba en la memoria colectiva mucho antes de la era cristina y es común a muchas civilizaciones. De hecho en este museo esa imagen se vuelve a ver en las terracotas fenicias por ejemplo. Una colección increíble.

De Mesopotamia pasamos a la vitrina de Canaan donde me ha sorprendido una lucerna multiple que es como un gran circulo con una docena de bocas para hacer llama. Un objeto tan increíble como un barco fenicio tallado en hueso con mas de 2800 años de la epoca en las que los fenicios empezaron a  emigrar al norte de Cannan fundando sus primeras colonias. Pero es la vitrina de Egipto la que mas te deja con la boca abierta como suele ser todo lo que tiene que ver con esta civilizaciones.

Cabeza de momia

Con una gran variedad e pequeñas estaquillas de dioses en bronce, piedra, lapislazuli o bronce me ha encantando un gata de bronce (Diosa Bastet)  y un Ibis (Dios Thot). Por no hablar de varios vasos canopos (donde se depositaban las viceras de las momias) y hasta una mascara funeraria.  Pero la sorpresa es que en una vitrina en el mismo centro de la sala, tapada con un paño negro hay una cabeza de una momia… de verdad. La momia fue un regalo al medico danes Christian Fenger por su labor medica con los niños egipcios que decidió llevarse solo la cabeza (dos momias en realidad) y que su herederos vendieron en subasta comprando Vivente Jimenez Ifergan el propietario de esta colección por un precio no desvelado…

Vitrina Egipto de la Colection Ifergan

Y aquí me paro con la sala de la colección de civilizaciones porque creo que es suficiente para hacerse una idea de la calidad y variedad de objetos . Os dejo el placer de descubrir la vitrina de Grecia que es de una belleza y dulzura como fueron los griegos o la de Roma con sus buenas esculturas de mármol (no perderos la cabeza de medusa ni el busto bifronte de Baco). Tenéis también tesoros de los Persas, del reino de Saba, de Bizancio y del Imperio del islam. Muy a destacar dos Kudurrus de la Época de Nabucodonosor I (Época Babilonica) que son unas estelas de piedra con la que quedaban registrados los acuerdos de limites de tierra pero que están llenos de imágenes de dioses y simbología. Sencillamente maravillosos.

Kudurru de la Época de Nabucodonosor I

Pero aun queda la Sala Malaka, la segunda sala de lo hable al principio y que conserva lo que se considera la joya de esta colección. Mas de 100 piezas funerarias de terracota de un pecio hundido que escapaba de la conquista de Tiro por Alejandro Magno y que fue encontrado en 1958. Y la cosa tiene mucho merito porque las terracotas de ese pecio se dispersaron en colecciones individuales vendidas desde el Libano y Vicente Jimenez Ifergan ha estado comprando todas las que han encontrado hasta reunir mas de 100 ahora expuestas en Málaga. La hipótesis (o mas bien la leyenda) es que venían hacia Malaka cunado se hundieron y aunque esto no esta demostrado tampoco lo esta lo contrario, por lo que se juega con la idea de que finalmente llegaron a Málaga a través de esta colección y este museo.

Sala Malaka en Collecion Ifergan

Las mas de 100 piezas están ordenadas por “temas” en una sala de paredes negras que impresiona. Son estatuillas funerarias que los fenicios hacían con la caras del difunto saludando con la mano derecha y ponían en las tumbas. Estaban la mayoría en el Templo de Tiro y en el asedio de Alejandro Magno parece que un grupo de fenicios decidió escapar con la representación de sus antepasados y acabaron en el fondo del mar. Son como los guerreros de Xian, todos tienen diferentes caras que son de personas reales. Hay algunas maternidades, algunas piezas de embarcaciones y hasta un rey en su trono, todas especiales diferentes y ordenadas en una sala realmente espectacular. Atentos al vídeo que a través de uno de los personajes de una de las figuras os explica la odisea del pecio y su recuperación. Una suerte tener una colección así en nuestra ciudad.

Maternidades del pecio fenicio

Termino agradeciendo el trato tan amable que tuvieron conmigo el propietario de la colección Vicente Jimenez Ifergan y el director del museo Francisco M. Ramírez Alba que cuando me identifique me mostraron personalmente la colección y hasta nos hicimos una foto. Una colección magnifica en un buen museo que nadie debería perderse.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Myriam dice:

    Hola. Pueden devirme si la entrada es gratuita para discapacitados? Gracias

    1. @joseymateos dice:

      Hola Myriam, te puedo confirmar que la entrada es gratuita para discapacitados presentando la correspondiente documentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *