Landskate. Desafiando la gravedad.

Aunque siempre ande mirando y promoviendo grandes exposiciones de los grandes museos de Málaga, intento estar pendiente de algunas salas de exposiciones de la ciudad que han ido apareciendo aprovechando el tsunami cultural. Entre otras cosas porque me suelo llevar agradables sorpresas, ya que están sabiendo hacerse hueco con exposiciones de artistas locales o temas alternativos de esos que no te esperas o conoces y ¡bum!, resulta que son una pasada. Esto me ha pasado con la Sala de Exposiciones del Rectorado de Málaga que ha presentado una exposición que está recorriendo medio mundo entorno al arte del… monopatín. Uy, perdón el Skate que ahora somos internacionales.

«Landskate. Desafiando la gravedad» una exposición en torno al único deporte que siempre ha llevado aparejado junto a él un estilo artístico, el skate El deporte del Skate nació en California y en los años 70 se propagó por todo el mundo, incluido Málaga. Y en todos los lugares donde llegaba, lo hacía de la mano de artistas que pintaban sus tablas, las adornaban al tiempo que hacían lo propio con paredes y suelos. Era la libertad de volar, de hacer el giro más difícil, la pirueta más arriesgada y con la tabla mas chula de toda la pista. Todos buscando la obra de arte maestra, que era tener un monopatín único, con un dibujo o una decoración envidia de todos los demás. Una cultura libre y transgresora, urbana y llena de música y sprays de pintura.

De estas  decoraciones del Skate empezaron a  aparecer artistas que lo mismo te diseñan una tabla que una camiseta, unas pegatinas o un cartel para el próximo reto. Artistas gráficos y fotógrafos porque no hay nada más increíble que una foto de un chaval volando por los aires con su tabla de mil colores.  Chavales que hoy son mitos, cuando ya se ha anunciado que en las próximas Olimpiadas el Skate será deporte olímpico. Y míticos son algunos de los dibujantes, diseñadores y fotógrafos de esos tiempos que aún hoy están en activos. De eso va esta exposición en el rectorado.

La exposición recoge 300 obras de 40 artistas diferentes, de todos los tiempos del Skate pero con claro predominio de las fotografías y los diseños de tablas. No tengo más que decir que hay casi 100 tablas con diseños de los artistas más míticos del Skate como Jeremy Fish, Dennis McNett, Chad Eaton “Timber!” o Evan Hecox que hoy por hoy son artistas contemporáneos reconocidos (no solo por el Skate). Pero también hay carteles, dibujos, grabados y hasta unas Nike diseñadas expresamente para volar por los aires y dar una imagen muy chula sobre el monopatín.  Una exposición que está recorriendo el mundo, con diversas ramificaciones y lugares pero que en Málaga han reunido las piezas más importantes que ne otras ocasiones están en exposiciones diferentes. La gracia además es que han añadido fotografías de los primeros skaters que hubo en Málaga, que se reunían en el parque y hacían sus cabriolas para asombro de muchos y miedo de los madres con hijos en la edad de patinar. Yo tenia una madre así… y un buen monopatín.

El único «pero» que le voy a poner a esta exposición es lo poquito que va a durar, apenas dos meses para una sala que tiene poca publicidad habitualmente por lo que estoy seguro que muchos interesados se les va a pasar sin ir a verla. Por lo demás, para un ex-patinador de cuando los skaters se llamaban monopatines, ver una pasión convertida en arte es todo una maravilla. Atentos a la Sala del Rectorado que suele traer cosas muy, muy interesantes y no les dan demasiada publicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *