Las silenciosas esculturas de Stephan Balkenhol en el CAC de Málaga

Hay esculturas que te hablan y otras que guardan silencio, hay esculturas que se mueven y otras que están muy quietas…. las de la exposición temporal del CAC Málaga de Stephan Balkenhol están quietas y en silencio. Sí, ya sé que empezar una entrada en un blog de arte diciendo lo que parece una tontería puede hacer que la gente más seria deje de leer. Pero dejad que me explique un poco antes de juzgarme, porque es lo que yo había hecho con este escultor a tenor de su escultura “Moving Man” que te recibe en el CAC desde hace años.

“Hombre  brazos cruzados” (2017) , “Hombre con peces” (2017) y “Mujer con chaqueta roja” (2016)

La exposición de “Sthephan Balkenhol” es un recorrido por los trabajos de los últimos años de un escultor que se educó y crio en el surrealismo y la abstracción y ha recuperado la escultura figurativa pero con una imagen diferente y moderna. La mayoría de los escultores tanto clásicos como modernos te cuentan una historia con sus esculturas, perfilan y pulen la madera o la piedra para crear movimiento y dinamismo e incluso para parecer que hablan o gritan. Pero Sthepan Balkenhol hace todo lo contrario, sus esculturas son muy estáticas, serias y paradas. Casi todo son figuras humanas que están muy calladas, muy paradas y con los brazos cruzados como esperando que tú les digas algo o que les saques una idea o una historia. La excepción es el “Moving man”, escultura que lleva años a la puerta del CAC y que creo que es la única que ha hecho con un poco de movimiento en años.

Exposición de Stephan Balkenhol en CAC Málaga

Pues a pesar de esa quietud, ese silencio y esa espera la verdad es que sus imágenes tiene algo que enganchan que te hace quedar un rato mirado fijamente. Hay un misterio, una forma de mirar que parece te pregunta o te hacen al menos pararte junto a ellos. Y esa forma de esculpir tan peculiar. Una  forma de esculpir que parece que no ha terminado la figura (porque deja la huella de la herramienta sin pulir en la madera) y sin ni siquiera ocultar la veta por lo que el resultado es de obra acabada. Y no lo entiendo, no sé cómo consigue que veas realmente una figura muy evidente y clara en una obra que es un trozo de madera desbastado y apenas pintado. Eso si, todos con un pedestal como las antiguas estatuas regias del pasado. Considerando además que como andaluz estoy muy acostumbrado (y enamorado) a las imágenes sacras del barroco, llenas de movimiento, de policromías rozando la realidad… que consiga dejarme parado admirando algunas de su obras es todo un logro. Igual es que es un artista contemporáneo impresionante… como todos los que suele traer el CAC de Málaga.

“Hermafrodita” (2013)

Espero haberme explicado con lo de esculturas quietas y en silencio porque es todo lo contrario de lo habitual en los que los escultores buscan la historia evidente y un discurso ya hecho. En Balkhenol el hombre o la mujer es moderno, con sus vaqueros, sus faldas, corbatas y bolsos. Eres tú mismo el que está parado pensando y dudando y por eso creo que me ha dejado impresionado, por la naturalidad y cercanía a nuestros tiempos. Nada más entra echad un vistazo  a las dos figuras pequeñas de la izquierda tan “nosotros mismos” (“Mujer con cjahaqueta rosa” y “Hombre brazos cruzados” de 2016 y 2017 respectivamente. O muy cerquita la obra llamada “Hemafrodita” (2013) en la que hay una persona desnuda tumbada boca  abajo. Esta obra en la que la figura sale de la propia madera está muy bien ejecutada en proporciones y posición. Me parece un buen ejemplo de la maestría de Balkhenol que deja la presencia de la madera pero perfila perfectamente la imagen.

“Busto femenino” (2011)

Una de las obras que más me ha gustado es “Busto femenino sobe pedestal” (2011) realizada en madera de álamo que le da un color anaranjado muy bello con las vetas muy a la vista. Esa mujer seria y enigmática, con uj jersey negro y el pelo peinado a un lado muy desenfadado me parece genial. No sé por qué peri la he fotografiado desde todos los ángulos como queriendo entender su enigmática mirada, buscando el encuadre que me diga algo… y al final lo único que ha pasado es que me he enamorado.

Pero no todos son figuras paradas, he abusado un poco del argumento inicial porque también hay alguna obra cercana al surrealismo igualmente enigmática. Me ha encantado un “relieve” en madera sobre la pared muy al principio llamado “Hombre con peces” del 2017 y un par de figuras, una femenina y otra masculinas dentro de dos semiesferas en el suelo. Muy curiosa también la obra “Relieve en escalera” en la que se ve un hombre o una mujer dependiendo del punto de vista en el que la mires.  Una exposición en definitiva diferente, con un sello único de un profesor de bellas artes alemán que no suele exponer en España y que me parece muy interesante. Aconsejo a todos su visita pero para recorrerla despacio y con la mente muy abierta porque hay más cosas de las que pareen y más historias de las que yo he contado en este breve artículo que espero sirva para que os pique la curiosidad.

“Relieve en escalera” (2009) de S. Balkenhol

Tiqets

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *