Palmeras de fuego en el MUPAM

 


Los arquitectos suelen ser en general muy buenos dibujantes, habilidad imprescindible en su quehacer diario, donde los puntos de fuga perfectos bailan con detalles del entorno en el que harán nacer un edificio.  Vemos su disciplina profesional  incluida en muchos museos como una forma de arte mas (véase por ejemplo la «Utopías Modernas» del Centre Pompidou de Málaga) y en esa misma linea, la mayoría de los arquitectos son amantes del arte en general. He escuchado a muchos arquitectos hablando con pasión de arte en conferencias y seminarios, siendo muchos de ellos verdaderos expertos. Por eso a nadie debe extrañar cuando descubres que el Colegio de Arquitectos de Málaga llevan unos años creando una colección de arte propia. Colección e la que abundan los autores malagueños, creada a base de mucho esfuerzo e intuición al comprar a artistas que aun son noveles. Cuarenta años llevan coleccionando arte en ese colegio profesional (pintura, escultura y fotografía principalmente) y ahora en el Museo de Patrimonio Municipal esta exponiendo una selección de mas de cien obras de lo mas destacado de su colección.

Vista general «Palmeras de fuego» en e MUPAM

«Palmeras de fuego» juega con las palabras pues la sede del colegio de arquitectos de Málaga es un magnífico edificio que se llama «Palmeras del Limonar»… y el fuego lo ponen ellos en su amor al arte. la sede es un magnifico edifico inaugurado hace cuarenta años, en el que desde el principio descubrieron que tenían sitio suficiente para hacer exposiciones de arte. Exposiciones, conferencias y encuentros que transformaron las «Palmeras» en una apuesta decidida por la cultura de Málaga, cuando los demás solo hablaban de playas y espetos. De hecho, parte de esta exposición repartidas entre las tres plantas de la sala de La Coracha, es una amplia lista de catálogos de las exposiciones realizadas en «Las Palmeras del Limonar». Alucinas con la gran cantidad y variedad de artistas que han pasado por el noble edifico y del que han ido comprando obra dentro de sus posibilidades. Pero ya vale de introducción, aunque en este caso es muy justa, para reconocer el trabajo y esfuerzo de un Colegio profesional por crear una buena colección y apoyar a artistas locales todo lo que pueden.  Vamos a la exposición.

Segunda planta de «Palmeras de fuego»

«Palmeras de fuego» es una exposición de arte contemporáneo… muy contemporáneo. Repartido en tres plantas, en la primera de ella vemos obras de «Figuración lírica y narrativa» donde abundan con mucha diferencia los autores malagueños. En la segunda planta los «Neoexpresionistas» y los «Informalistas» donde ya abundan más los artistas nacionales e internacionales al igual que en la última dedicada a las «Fotografías» y «Esculturas». Como ya he referido, muchas obras según se explica en el catálogo, han sido adquiridas en las primeras etapas de creación de algunos artistas al exponer en la sede del colegio de arquitectos. Eso explica que la calidad de la colección sea algo irregular, pues algunas obras son del inicio de algunos artistas que después han evolucionado y consagrado, pero que en sus inicios aún estaban buscando su estilo. En general la colección es magnífica, con un buen repaso a los artistas malagueños de los años cincuenta y de los años ochenta, periodos ambos de gran explosión de artistas en Málaga.

Obras de Chema Lumbreras y de Isabel Garnelo

Me ha encantado la gran variedad de autores que presentan, están prácticamente todos los nombres importantes del arte más cercano de las últimas décadas y los mejores a nivel nacional. De la primera planta me quedo con «Tres palmeras» de Sebastián Navas y una mujer «Sin título» que se «retuerce» de CEESEPE. También me ha sorprendido y dado que pensar una obra sin título de Chema Lumbreras con cuatro espacios que se contradicen en color y estilos. pero mi favorita de esa planta es la obra «Tapas» de un colectivo llamado JUAN DELCAMPO formado por Chema Cobo, Abraham La calle, Pedro G. Romero y Luis Navarro.  Una obra realizada en plena transición que hace visible las actitudes xenófobas y discriminatorias de entonces y que desgraciadamente sigue estando de plena actualidad. Como verán los que siguen a los artistas malagueños contemporáneos no falta ni uno de los buenos… y a los que no los siguen, ya es hora de ponerse al día y disfrutar con el arte que se hace en Málaga y que tan bien promociona el Colegio de Arquitectos de la ciudad.

«Tapas» (1982) de JUAn DELCAMPO

En la segunda planta es donde hay más intensidad y calidad según mi opinión. La obra del famoso y misterioso colectivo Agustin Paareja School titulada «Postal nº 21» no tiene desperdicio. Han tapado lo que parece un óleo con la famosa frase de Arthur Rimbaud «Merde pour la poesia». Frase que pronuncio cuando se dio cuenta que su libro de poemas se estaba comercializando muy bien … el que era enemigo de comercializar el arte. Siguiendo esta linea existencialismo los Agustín Pareja School «tapaban» con frase subversivas sus últimas obras cuando ya eran comercialmente famosos… Lo dicho no tiene desperdicio.

Obras de BEP Toscani y de Agustin Pareja School

También en la tercera planta me quedo con la obra «Adolf Loos» de Dámaso Ruano, uno de mis artistas favoritos de los que habito nuestra ciudad que lo hizo hijo predilecto. También hay dos obras de Joaquín de Molina duras y muy expresivas, una de ellas casi solo de blancos y negros, con dos figuras tan altas como edificios… No puedo dejar de mencionar a una obra de Eduardo Chillida sin título… porque es Chillida. Aunque también hay una abstracción de Luis Gordillo que ni mencionare, aunque sea de tan famoso artista. Porque en realidad me ha gustado mucho más la obra de Enrique Brinkmann de 1996 que tampoco tiene título, ni falta que le hace porque es una abstracción que recuerda paisajes, personas, soledades o sencillamente la armonía de colores cálidos y apagados que rozan la tristeza. Mi favorita de la exposición junto a la de Agustín Pareja School… pero no tenéis que estar de acuerdo conmigo. Lo que si tenéis es que ir a verla.

S/T (1996) de Enrique Brinkmann

Nos vamos a la tercera y última planta, de fotografías y esculturas en la que muero junto a la reproducción de una de las más famosas fotografías coloreadas de Ouka Lele  . Escuche a esta artista madrileña hace unos años en el CAC de Málaga y me enamore de su sensibilidad y de su obra que recupera técnicas antiguas de colorear con acuarelas las fotografías, pero con imágenes actuales muy irónicas y contradictorias. También me ha cautivado los «Celos» de José Seguíri, un escultor del que tenemos varias obras por las calles de Málaga y que me gusta todo lo que veo de él. Lo mismo me pasa con las esculturas de Diego Santos de las que he visto menos, pero en esta exposición con su obra cubista «Pensar en silencio» me ha hecho dar muchas vueltas. Mira que es una escultura muy pequeñita, pero a mí me ha parecido de una calidad enorme.

Vista general 3º planta «Palmeras de fuego» en el MUPAM

Termino aconsejando como llevo haciendo todo el post acudir con ganas y con tiempo, con la mente abierta y la libretilla de coger apuntes en la mano. Esta es una exposición con mucha trayectoria e importancia, porque hay casi cien artistas y todos son importantes, con muchas obras muy buenas y representativas de su arte. Aconsejo pedir un catálogo que suelen dar de obsequio a la salida de la exposición porque es un resumen del arte de los últimos años en nuestra ciudad y en España. No digo más.

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *