Tengo claro que una obra de arte no tiene porque gustarme porque este como obra maestra en todos los libros de la época o estilo de la que provenga. Me da igual si hablamos de barroco, arte conceptual o Picasso (que es un genero artístico en si mismo). Pero con el tiempo he descubierto que esas obras que los libros muestran como ejemplares, están ahí por motivos de peso, que suele merecer la pena conocer aunque no por eso te tenga que acabar gustando. Ósea que cuando el rio suena agua lleva, decía mi madre. Aunque eso lo decía cuando veía a alguna de mis novias con una minifalda… demasiado mini y poco falda. Y yo siempre le decía lo mismo: dale una oportunidad de conocerla que te sorprenderá.

Así que le he dado una oportunidad de explicarse a una obra de Michelangelo Pistoletto, «La Venus de los harapos», que adoran todos los libros que hablan de arte conceptual (en concreto de Arte povera). Obra que te da la bienvenida en la exposición «Uno mas uno iguala tres» del CAC Málaga, que aborda toda la trayectoria del famosísimo Michelangelo Pistoletto. Veamos si cuando el rio suena agua lleva…

No hablare del Arte povera que para eso esta la WikiArt, pero si de la singular visión del mundo de este artista italiano, una visión del mundo fundamental para entender y disfrutar esta exposición, con la «Venus de los harapos» incluida. Y empezaré diciendo que aunque Pistoletto sea un seños mayor que viste de Armani toda su obra se entiende mas en el concepto de los hippies que en el de los clientes del Casino de Montecarlo… incluido el rarísimo titulo de la exposición. Todo se basa en la «Teoría del tercer paraíso» (si ya se que suena raro).

La teoría el tercer paraíso dice que el paraíso natural de adan y Eva estaba todo muy happy, muy natural y ecológico… pero no tenían agua corriente lo que era un problema. Y el paraíso actual, el de nuestro mundo tecnológico e hiperconectado si que tiene agua corriente… pero la comida es poco natural y todo es consumismo. ¿Y si entre todos buscáramos un tercer paraíso que consiguiera un equilibrio entre los dos?. Es decir, estamos hablando de la moderna idea del progreso ecológicamente sostenible. Pues toda la obra de Pistoletto tiene que ver con esta filosofía. Y si sabes esto, entenderás esta exposición y la disfrutaras porque el artista es muy imaginativo y creativo, independientemente de si te gusta o no el Arte povera. Pondré ejemplos.

Pistoletto ha cogido un icono del «paraíso natural» que no es otro que el de la manzana de Eva a la que le falta el fragmento mordido por la primera mujer. Un icono que curiosamente también es el logo de la empresa tecnológica Apple, todo un símbolo del mundo actual. Pues Pistolleto responde con la obra «La manzana reintegrada» en la que ha cosido con alambre del bueno el fragmento mordido de la manzana. Una obra que en su origen es una inmensa escultura que adora actualmente una plaza de Milán pero de la que tiene varias versiones, una de ellas en esta exposición de Málaga.

«Amo las diferencias. Mediterráneo»

En esta dinámica de un mundo mejor, de un mundo más sostenible y comunicado, la igualdad entre los seres humanos de diferentes razas o culturas es un tema predominante para ese tercer paraíso. En este contexto hay una obra que a primera vista parece una extraña tontearía y cuando la ves bien te enamora. Me refiero a una mesa cuya superficie es un espejo muy raro e irregular a cuyo alrededor a colocado u montos de sillas todas diferentes que parecen usadas y sacadas de un trapero. Si te fijas la superficie de la mesa sigue con exactitud el contorno del mar mediterráneo (busca el perfil de la «bota» de Italia y lo pillas rápido). Y sabiendo esto veras que hay en la zona «norte de la mesa» una silla griega, una italiana, otra española… y en la sur una silla de Túnez, otra de Marruecos etc. Todos los pueblos estan invitados a la mesa, en igualdad de condiciones pero con sus diferencias. De hecho la obra se llama «Amo las diferencias. Mediterráneo». A mi me ha parecido una pasada.

Son treinta obras de las de todos los tiempos en una exposición que veréis reproduce continuamente un símbolo que es el infinito pero que le ha salido un tercer espacio: el tercer paraíso. Creo que con las pistas que he dado es suficiente para que pique la curiosidad de ir a ver la exposición y se pueda disfrutar sin saber nada de arte, que es siempre el objetivo de los artículos de este blog. Dejo que busquéis su importante relación con los espejos y ese laberinto maravilloso que ha construido a modo de ciudad en el CAC, con «habitaciones» donde están sus obras sobre comunicación, democracia, ciencia, política etc. Así que no contaré nada mas… ah , si la famosísima «Venus de los harapos».

Venus ha sido siempre en el arte el ejemplo de la belleza mas pura. Una mujer desnuda, cuyas proporciones han cambiado según los gustos de las épocas pero siempre ha representando de alguna manera a ese primer paraíso donde la belleza es natural, sin artificios. La «Venus de los harapos» de Pistoletto es una obra de 3 metros de altura, literalmente enterrada en una montaña de ropa tirada de cualquier modo, con la venus de espalda no pudiendo ver su cara. En un mundo de puro consumo, la belleza natural ha sido enterrada por montaña de ropa, una montaña de artificios que por ese exceso precisamente, acaba tapando el rostro más hermoso jamás creado que es el cuerpo y sobre todo el rostro de Venus. Puede que no te guste esta obra, que te resulte incluso desagradable pero es evidente que no se puede explicar mejor el mundo en el que vivimos y que denuncia artistas como Pistoletto que aunque vestido de Armani, tiene el alma de John Lennon. ¿A que esperas para ir al CAC a verlo?

PD: Aconsejo visitar la pagina de su proyecto estrella «La cuidad el arte»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.