Con este cuerpecito que Dios me ha dado, llevo toda la vida diciendo eso de «los mejores perfumes se venden en los frascos mas pequeños». Y aunque en mi caso no es del todo verdad, es la mejor definición que puedo dar de la nueva exposición temporal del Museo Carmen Thyssen de Málaga. Una de las exposiciones mas pequeñas que he visitado nunca, pero también una de las mas curiosas, interesantes y delicadas . Una colección de obras realizadas sobre cartones para doblar camisas del Hotel Savoy de N. York o en los menús del restaurante de dicho hotel. Y es que se trata de obras que no fueron hechas para ser colgadas en un museo, si no como entretenimiento y recreo de Sorolla, uno de esos pintores que para descansar de pintar… pintaba.

Visión general de la exposición Sorolla : Apuntes de Nueva York
Visión general de la exposición Sorolla : Apuntes de Nueva York

Una de las características que mas me ha atraído es el curioso soporte de estas obras.  Y es que fueron realizadas en un viaje a Nueva York que hizo Sorolla con su mujer en 1911 por motivo de negocios. Se alojo durante un mes en el Hotel Savoy mientras cerraba el encargo de los grandes cuadros que hizo para la Biblioteca de la Hispanic Society of America. Y se ve que no se llevo sus tubos de pinturas ni lienzos por que empezó a usar unos cartones con los que doblaban las camisas en el hotel como lienzo y unas acuarelas (los museos que son muy finos les llaman gouaches) como medio pictórico. Y todo para distraerse pintando en los ratos libres, sin encargos, sin presiones por puro placer o por pasar el rato. Igualmente cogía los menús del restaurante  del hotel y con un lápiz se dedico a dibujar camareros corriendo, señores leyendo el periódico y señoras tomando café. Me lo imagino sentado con un puro, esperando algún amigo o a su mujer para darse una vuelta por la gran manzana y sacando un lápiz del bolsillo para distraerse con unos trazos rápidos, sin pretensiones pero que revelan al artista libre y relajado.

Excepcionales imágenes nocturnas pintadas por Sorolla
Excepcionales imágenes nocturnas pintadas por Sorolla

Este es el momento del articulo del blog donde destaco 4 o 5 de mis obras favoritas de la exposición… pero tan solo hay  9 gouaches así que esta vez las recomiendo todas. Sì quiero llamar la atención sobre que hay 3 obras nocturnas lo que es bastante insólito en Sorolla, que pintaba siempre al natural y no le gustaba salir de noche. Pero como hacia estos gouaches desde la habitación del hotel no necesito salir de noche para hacer estas pequeñas joyas que llaman «apuntes». Desde la habitación había una gran vista del Central Park por lo que todas las obras son de esa zona ya que como digo nunca fue otra cosa que una distracción para pasar las horas en el hotel lejos de casa.

Quiero que se fijen que se ve el cartón sobre el que están pintados estos «apuntes» . Sorolla dejo algunas zonas sin pintar aprovechando el color marrón del cartón que se convierte en un color mas del gouache. Y también llamo la atención sobre varias obra que prácticamente solo tienen blanco y negro del que Sorolla ha sacado una cantidad de gama de grises que parece increíble para ser solo un asueto. Me ha encantado la capacidad de sacar luces y sombras con solo unos trazos rápidos sobre un trozo de cartón. Verdes muy brillantes para los arboles, grises para el suelo mojado, coches de caballo, señoras con sombreros, obras muy rápidas, muy dinámicas, llenas de movimiento desde una punto de vista del tipo picado. Fue un maestro sin duda.

Detalle de un gouache donde se ve el cartón de camisas sobre el que esta pintado

Y después están los dibujos a lápiz sobre los menús del hotel. Debo confesar que no soy objetivo sobre este tipo de obras ya que me encanta, valorar un artista según la calidad de sus dibujos. Y estos apuntes hechos sobre los menús, rápidos, desenfadados, por distraerse son un maravilloso ejemplo. De nuevo les recomiendo miren despacio el puñado de dibujos porque son pequeñas joyas «caseras». Me ha gustado mucho la de un hombre leyendo junto a una lampara roja, los escorzo de mujeres con su grandes sombreros, un camarero que anda corriendo. Son borradores, la mayoría sin terminar, encajando volúmenes mas que otra cosa pero que marcan la mano de un hombre que ya era un artista de fama mundial y aun así seguía practicando y disfrutando con solo un lápiz o unas acuarelas y un cartón.

Lápiz sobre el menú del Hotel Savoy (Sorolla 1911)
Lápiz sobre el menú del Hotel Savoy (Sorolla 1911)

Debo terminar aconsejando que cojan el folleto de la exposición y lo abran en vez de guardarlo para estudiarlo en casa. Lo digo porque hay una fotografía del Hotel  Savoy  y  lo que Sorolla veía  desde su ventana. Y en esta foto se relaciona  cada uno de los gouaches  con las zonas reales que pintaba el maestro valenciano por lo que tienes el contexto preciso donde se realizaron estos «apuntes». Lo dicho una exposición muy pequeña, que se ve en 20 minutos pero que tiene bueno hasta el folleto. Este Museo Carmen Thysssen de Málaga me tiene enamorado y se me nota. Pero con lo mucho que me hacen disfrutar con sus exposiciones debo decir que es un amor correspondido.

Imagen del folleto de la exposición
Imagen del folleto de la exposición

2 comentarios

  1. Preciosa reflexión sobre la exposición. Gracias


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *