#Todas son las que estan


Afortunadamente cada vez voy a más exposiciones de arte contemporáneo donde la calidad de las obras son las deciden quien expone y quien no. Pero no siempre ha sido así y aún hoy todavía se ven exposiciones donde todos los artistas son hombres. La Universidad de Málaga ha decidido para compensar esas exposiciones que aún se ven de vez en cuando, hacer una exposición donde todos los artistas sean mujeres. Y no hablan de arte de mujer o de poner el acento en lo femenino, ni nada parecido… solo se habla de compensar. Cuando vi la exposición una primera vez me pareció que lo de #Todas era un poco de marketing porque la exposición es muy potente, con obras de calidad y de una variedad importante. Pero después he caído que es verdad que he apuntado algunos nombres que no conocía. Nombres de artistas que voy a seguirles la pista desde ahora y que no han estado en otras exposiciones de las muchas de arte contemporáneo que se hacen por toda Andalucía. Si queremos en el arte disfrutarlo todo…  deben estar #Todas.

«#Todas. Artistas Contemporáneas Andaluzas»

«#Todas. Artistas contemporáneas andaluzas» es una exposición con 18 artistas en la que cada una de ellas aporta una obra representativa o importante de su trayectoria reciente. No pidáis homogeneidad ya que son cada obra es de una artista diferente y aunque todo sea arte contemporáneo hecho en Andalucía la búsqueda de identidad que empuja a los artistas actuales los diferencia desde casi sus primeras obras. Y esa es una de las gracias de esta exposición. No hay dos obras iguales, ni siquiera parecidas. Hay pintura, fotografía, escultura, videocreación, instalaciones… les ha faltado una performance permanente y ya lo tendríamos todo. No os vais a aburrir seguro.

«Nº 16, Bernini en el sofá» (2018) de Ángeles Agrela

No quiero caer en la contradicción de dejarme atrás algún nombre de una artista en una exposición que busca darles visibilidad, pero tampoco quiero comentar las 18 obras. Excedería los objetivos de este blog que busca dar pinceladas que hagan atractivas las exposiciones, para que quien me lea le apetezca ir a visitarlas.  Así que voy a poner un vídeo donde se nombran a todas las artistas y muestran al menos de un vistazo la obra que muestran en esta exposición. Tras el vídeo escogeré una pocas obras para comentar.

Aconsejo pararse despacio ante cada obra e investigar un poco sobre la artista que más os guste porque en esta pequeña exposición están seguramente todos los grandes nombres de los que hablarán el día de mañana nuestros hijos (si les gusta el arte contemporáneo). Me he parado delante del «Perro policía» (2017) de Ana Barriga donde unos juguetes infantiles estallan de color colocados como en una base barroca (sacando los pies) jugando unos dentro de otros. Me encanta porque usa spray, ceras, acrílico y todo lo que tiene a mano para una imagen atractiva y sugerente. Y lo consigue. Cómo consigue Ángeles Agrela que te acerques a su «Nº 16, Bernini en el sofá» (2018) una obra de gran tamaño realizada fundamentalmente a lápiz… ¡si a lapiz! Una obra de composición, perspectiva y detalles increíble en la que dos chicas de pelirroja melena se esconden tras bustos vociferantes de Bernini. Como dice Igancio Araujo (@IgancioAraujo1) que guía esta exposición gratuitamente los martes y jueves, el arte contemporáneo está muy cerca el barroco. Y esta obra la demuestra.

«No de Ana Mendieta» (2015) de Verónica Ruth Frías

Entramos en instalaciones para pararnos en la obra de Verónica Ruth Frías titulada «No de Ana Mendieta» (2015) que necesita una explicación. A priori verás un montón de fotos de diverso tamaño con mujeres (todas mujeres artistas) con barba o bigote postizos junto a un gran «NO» y una tablet donde las imágenes rulan. Basta recordar que Ana Mendieta era una artista cubana muy crítica y rebelde con la religion, la politica, el machismo etc. Y con una tormentosa relación con el artista Carl André . Una noche estaban en un hotel y los gritos se escuchaban en todo el edificio cuando ella cayó por el balcón gritando «NO» y murió… el juez dictaminó suicidio. No creo que necesite explicar nada más.

«Narrativas visuales entre líneas» (2019) de Mar García Ranedo y «Venus esquilina» de Marina Vargas (2016)

La fotografía es la protagonista de la obra «Narrativas visuales entre líneas» (2019) de Mar García Ranedo. Veintinueve fotos, cada una con una frase donde muestran personas en lugares públicos casi siempre en parejas. Mar intenta mostrar que la forma de relacionarse las mujeres entre sí es diferente  a la de los hombres. No se si lo consigue pero sus imágenes son de una belleza visual con instantes congelados muchas veces banales que por la composición, la luz y la forma de exponerla se convierten en momentos especiales. Ha dejado espacios en blanco en la pared porque aun parece que habría cosas que decir.

Una propuesta tan original donde las haya es la obra que Florencia Rojas realizó en 2018 para el Encuentro de Genaguacil 2018. Para quien aún no lo sepa, en estos encuentros los artistas seleccionados viven 14 días en el pueblo de Genalguacil realizando una obra de arte vinculada al pueblo o el entorno. F. Rojas cogió una frase de  Heraclito de Efeso (que da nombre a la obra) que dice «En los mismos ríos entramos y no entramos (pues) somos y no somos (los mismos)» . Se bajó al río Genal los 14 días a la misma hora , en el mismo sitio y usando los mismos parámetros de la cámara e hizo una foto. La sorpresa es que al medir el pantone del rió no coincide ni una sola vez en los 14 días. Cada día el río es diferente y su obra lo muestra, muestra el fluir del agua, de la vida, de que cada día somos los mismos y somos distintos. Además escribió la frase en una lona y grabó como se la llevaba el rió, completando este vídeo las 14 fotos con sus pantones. Es  una pasada.

«Caer (fall in desire)» (2017) de

Termino con una obra de arte que me ha roto los esquemas después de que me la explicara el guía de la universidad. Cuando la vi la primera vez solo me pareció plástico esparcido por el suelo… pero es cerámica. Cerámica esmaltada realizada cuadrito a cuadrito, simulando pliegues, arrugas, dobleces etc de una forma diría que genial y muy sensual. Con una cenefa superior que simula las medias de mujer en rojo, la idea de la sensualidad, de la textura como seda realizada con cerámica y dejada caer me ha encantado. Entre otras cosas por la enorme dificultad que tiene conseguir este resultado con cerámica. La obra es de  Paloma de la Cruz y se llama «Caer (fall in desire)» del 2017. Otra artista que a partir de ahora no me pienso perder.

Catálogo de la exposición

Solo seis obras de dieciocho y si habéis leído el post veréis que son todas muy diferentes y no tiene desperdicio. Mi consejo es que vayáis en la visita guiada gratuita que la Universidad ofrece los lunes y miércoles a las 18:00. O que os compréis el catálogo que viene la biografía de las artistas y explicaciones de sus obras que además visualmente es una auténtica pasada con sus tapas de acrílico fluorescentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *