XV Aniversario del CAC de Málaga… y de los malagueños

 


El Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, (más conocido como el CAC) abrió sus puertas un 17 de febrero de 2003 por lo que acaba de cumplir 15 años de andadura. Y como en todo aniversario se han programado actividades extraordinarias para adultos y los niños, mesas redondas, conferencias etc. Se ha sumado al aniversario los periodistas, cronistas  y críticos de arte que felicitan el aniversario con interesantes y concienzudos resúmenes de estos quince años de uno de los museos de arte contemporáneo con más prestigio en España. Y como bloguero no quería ser menos y no buscar mi minuto de gloria, para lo cual estaba preparando un pedazo de post con las mejores exposiciones, los grandes nombres que han venido al CAC, su importancia a nivel internacional… Pero ayer estuve tomándome un café en “Olea” (la magnífica cafetería del CAC) después de ver su nueva apuesta por el arte de cercanía “Neighbourds IV” y he cambiado de opinión. Nada de pedazo d e post muy fino y currado. Me senté junto a una cristalera desde donde se ve el mostrador de entrada y salida de visitantes y confirme algo que hace tiempo sé y que ahora me parece singular. He descubierto que el CAC de Málaga no es solo un buen museo, es de verdad un Centro de Arte (de arte contemporáneo además). Dejad que me explique antes de decirme “te lo dije” y “aprende a leer”…

Exposición Shepard Fairey (Obey) en verano 2015

Como recorro casi todas las semanas uno o varios museos de Málaga puedo afirmar sin temor a equivocarme que se ve poca gente joven en los museos. El predominio de canas y de grupos organizados (sobre todo extranjeros) es lo habitual y como mucho se ven niños arrastrados por sus padres que intentan “culturizarlos”. Pero parejitas jóvenes o pandillas de universitarios que por sí mismos recorren el museo sin adultos no es algo habitual… excepto en el CAC. Cada vez que voy a una exposición en el CAC veo un número inusual de jóvenes mirando obras, haciéndose fotos con sus móviles o  enredando con sus comentarios sin prejuicios (ni censura). Me podrán decir que es porque es gratis o porque está en el centro de la ciudad, pero hay más museos gratis en el centro de Málaga donde las canas son el paisaje habitual y solo ves jóvenes si los arrastran sus profesores desde los institutos.

Exposición de artistas de proximidad “Neighbours IV” de 2018

No se cómo lo hacen, pero cuando consigues atraer jóvenes y adolescentes te estas convirtiendo en centro de arte de referencia de futuras generaciones. Y como el CAC de Málaga se caracteriza por traer artistas del siglo XXI (el arte contemporáneo no es el del siglo XX, es el del siglo XXI) están creando y educando el gusto estético de los adultos del mañana. Sus exposiciones tiene que ver con los artistas que estarán en los libros que yo comprare dentro de diez años y que para los jóvenes malagueños es el arte de hoy, el arte contemporáneo. Eso es el CAC de Málaga.

2004, Expo Jake & Dinos Chapman

Pero es que estando tranquilo tomándome mi cafelito en el Olea, salió de pronto una caterva de niños acompañadas de educadoras del CAC que los llamaban por su nombre, para que sus padres o abuelos los recogieran. Niños que evidentemente no es la primera vez que van al CAC y que no están allí solo por un aniversario. Me recordó la naturalidad de las salidas de las academias de inglés de los barrios o de las clases extraescolares…. Si ya sé que es un gran museo de fama internacional pero para Málaga y los niños malagueños es algo mucho más cercano,  es un centro donde disfrutar con el arte, es el CAC.

Me dio mucho que pensar sobre la educación en el arte contemporáneo que hace el CAC a los malagueños mirando por el ventanal de la cafetería,   porque yo soy precisamente un beneficiado de esa educación. No sé si es un objetivo específico del CAC o un efecto colateral de su trabajo, pero antes del CAC yo solo iba a museos de arte “clásico”. Pero cuando ves en el periódico que se ha formado una gran cola para la inauguración de una exposición de una tal Marina Abramovic,  un tal Obey o uno llamado Mark Ryden te preguntas que te estarás perdiendo. Bendito efecto llamada el que me ha llevado a descubrir en el CAC  artistas internacionales formales y rigurosos,  cuidadosos con lo que hacen, innovadores, creativos,  muy críticos y muy expresivos. Artistas de calidad que llevan años currándoselo para romper esquemas o mejoran las fórmulas de siempre y que el CAC te trae algunas veces por primera vez a España.

Esfera cuadrada de color (Olafur Eliasson, 2007)

Su estilo de hacer exposiciones monográficas te descubren artistas, no temas o estilos, si no artistas. los mejore artistas de los actuales. Y vienen y les puedes conocer, firman sus catálogos, puedes hacerte fotos con ellos, escucharlos hablar de lo que están haciendo o de lo que haran.  Y como no puede ser de otra manera te enganchas, te enganchas al arte contemporáneo. No soy el único que está deseando que el CAC anuncie cuál será su próxima exposición para ver que artista te descubren cada vez. Es muy emocionante que te enseñen cuando viajas obras  de artistas que están emergiendo en N. York, Berlín o Tokio… y tu ya los conoces y los has visto en el CAC de Málaga.

Pero lo que de verdad me parece para premio y lo apreciamos muchos aficionados al arte en Málaga, es un apartado más que importante para los artistas de proximidad. Siempre hay medio centenar de obras de artistas locales o con mucha relación con nuestra ciudad o sus entornos.  Descubrir lo que se está haciendo a nivel internacional está bien, pero ver lo que hacen los artistas cercanos los promociona a ellos y te emocionan a ti.  Cada 3 o 4 años cambian la exposición llamado “Neighbours”, (es decir “Vecinos”) y ayer estuve viendo la nueva que acaban de inaugurar aprovechando el XV aniversario. No me suena  ni la mitad de los artistas del nuevo “Neigbours”… pero me van a sonar porque es suficiente que el CAC crea en ellos para que yo sepa que son buenos y los busque. El CAC que me va a llevar a descubrirlos y estoy seguro que acabare siguiendo la trayectoria de más de uno. El arte de lejos y el arte de cerca, no es un museo, es un centro donde descubrir el arte.

“Asneria” una obra de Pilar Albarracín en 2016 sobre los críticos de arte…

Todo esto es lo que esta significando para mi los quince años del CAC de Málaga. Un lugar donde los jóvenes se siente a gusto y que hay arte a su gusto, un lugar donde los niños viven el arte con naturalidad. Un lugar donde los viejos aficionados  al arte como yo pueden volver a sentir que descubren a un gran artista ( y de paso estar al día en arte contemporáneo). Si te ofrecen arte de calidad y en buena cantidad (suelen tener hasta 5 exposiciones al mismo tiempo) la posibilidad de enamorarte es casi del cien por cien.  Esto es  para mi y para muchos malagueños lo que hoy es el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga y lo que esperamos que siga siendo al menos otros quince años mas. Y tengo claro que esto no es casualidad  ni obras de la magia si no de un equipo de trabajo, desde la dirección a los pedagogos, desde los responsables de las exposiciones a los agentes de sala,  cada uno desde su campo consiguen esa cercanía que trasmite el CAC y a la vez esa internacionalidad. Un museo lo hacen las personas que trabajan en el, de eso estoy cada día mas seguro. Por eso hoy dejare que otros escriban sus grandes criticas o sus grandes artículos que yo solo tengo una cosa que decir sobre los XV años del  CAC… ¡GRACIAS!

Equipo actual del CAC de Málaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *