El ritual del beso (K. Makovski)

El ritual del beso (K. Makovski)

Se masca la tragedia en este espectacular cuadro. Puede que no sepas de que va la historia, pero el hombre de la derecha que está sentado está muy enfadado y tiene un puñal cerca de su mano. Las mujeres están pálidas de miedo, cerca algunos borrachos y el hombre de verde en actitud chulesca. Se va a liar de un momento a otro en un cuadro que por su gran tamaño y realismo te envuelve y te da una sensación de inquietud pues la tensión es máxima . Es uno de los mejores cuadros de la historia de Rusia realizado por uno de los mejores pintores rusos de todos los tiempos. Y esta en Málaga ¿te lo vas a perder?

Me encantan los cuadros que cuentan una historia completa en una sola imagen. Hay que ser muy buen pintor para tener un relato claro y fluido. Y este cuadro cuenta todo un capítulo de un libro de Tolstoi llamado “El príncipe de plata”. El que está sentado a la derecha con gruesa barba cana es un boyardo. Los boyardos eran nobles rurales, parecidos a los terratenientes muy cercanos al zar. Tenían a sus mujeres apartadas de la vista, casi enclaustradas en casa. Pero cuando tenían un huésped, tras agasajarlo dándole de comer y beber hacían el “ritual del beso”. Este ritual consistía en que la mujer de la casa le ofrecía al huésped una copa de vino y un beso….

En la obra de Tolstoi el huésped llega el día antes para hacer negocios con el viejo boyardo y se queda a dormir con su comitiva y amigos. Durante la noche, el viejo boyardo escucha como el huésped se acerca  a los aposentos de su mujer y hablan de amor. La escena del cuadro es al día siguiente, cuando el viejo boyardo sabe que su mujer y el huésped son amantes y esta tras el banquete sale a ofrecerle una copa de vino y un beso. Se va a liar.

El ritual del beso (detalle)
El ritual del beso (detalle)

Lo mejor del cuadro son los juegos de miradas . El marido engañado espera con mucha tensión el desarrollo de la escena del beso. Su mano derecha cerca de un puñal habilmente pintado en la mesa. Tras el un bufón que se ríe y susurra “ideas negras” al oído… son los celos. La postura hacia atrás esperando, la mano derecha junto al puñal y la izquierda agarrando con fuerza contenida el sofá… y esa mirada. Un ejercicio de lenguaje no verbal magistral del pintor. Los va a matar, a los dos.

El ritual del beso (detalle)
El ritual del beso (detalle)

La mujer muy pálida disimula, la hija asustada prefiere no mirar, la abuela ve venir la tragedia… y el joven enamorado mira descarado su triunfo. Una escena donde las miradas dirigen toda la narración, con tres formas en las que las mujeres encaran la infidelidad y una sola forma con la que la encara el hombre. Roles tipicos, ideas claras, y un lujo de detalles en la pintura maravilloso (mirad la barba del joven)

El ritual del beso (detalle)
El ritual del beso (detalle)

El resto de invitados, borrachos y a lo suyo, ajenos a lo que ocurre. Solo hay uno, el de la izquierda que observa pensativo la escena. Algo intuye, algo sabe, pero calla. Son algunas de las actitudes de los que nos rodean ante la infidelidad. Esta parte del cuadro es como se suelen tomar los amigos del amante una infidelidad, o la ignoran o la callan. Sin embargo los que rodean a las mujeres (junto a ellas a la izquierda) no ignoran la infidelidad ni la callan…cotillean sobre ella.

Una historia en un solo cuadro, un cuadro genial de un genio de la pintura recién descubierto para mi.


¿Quieres saber mas?… Makovski es Goya

K. Makovski

Debo confesar que antes de entra en la Colección del Museo Ruso de Málaga no sabía quién era Konstantin Makovski. Pero me ha gustado tanto este cuadro que he estado investigando y me he encontrado con un pintor de gran importancia en historia de la pintura rusa. Analizando a este pintor, yo diría que es a Rusia lo que Goya fue en España además que su pintura se parece mucho por  sus retratos,  escenas históricas y el estilo de pintura romántica. Y además su pintura suele llevar con mucha carga psicológica que es como los entendidos llaman a que se ven muy bien cómo eran las personas o que estaban pensando.

Kostantin Makovski nación en Rusia en 1839 en pleno inicio de las ideas románticas que después seria su estilo de pintura. Este es un estilo donde se priman los sentimientos, donde se pinta el amor y el odio, la muerte, la sensualidad… y la pincelada es como difuminada, (como en una ligera bruma) siempre realzando mucho los tonos de color para dar una sensación de calidez o de frio. La idea es trasmitir sensaciones y sentimientos.

Como pintor romántico, K. Makovski se inclinó mucho por los temas históricos pero sobre todo por las tragedias. También destaco mucho en los retratos  donde tuvo mucho éxito, con retratos que puedes llegar a conocer al retratado de lo acertado que solía estar con expresiones y detalles (Aquí se pueden ver bellos retratos). En este sentido es donde más me parece cercano a Goya porque el pintor español también mostraba belleza o fealdad, gestos y actitudes que te hacían conocer a los personajes y saber que estaban pensando . Como este cuadro que pongo abajo donde se ve lo “contenta” que esta la novia por casarse con el hombre mayor que se ve en la puerta de la derecha…

Cuando vi este cuadro del “Ritual del beso”  la primera vez, me encanto ese trazo de pintura tan suave, tan delicado. Con una luz más bien dorada que parece da sensación de calidez . Con mucha iluminación en la escena del beso y como un poco en penumbra al viejo boyardo. Lo que mas me gusto es como pinta las caras, con detalles finos en los ojos o las manos pero después difumina la ropa o las barbas haciendo una pintura muy bonita a mi gusto. La cara de la mujer del boyardo pálida de miedo o la cara de borracho del amigo mas bien enrojecida son detalles pequeños que completan una obra llena de matices fantásticos.

Finalmente diré que el juego de miradas con las diferentes expresiones que marcan sentimientos me ha recordado mucho los “Fusilamientos del 3 de mayo” de Goya. En el cuadro de Goya también hay personas con distintas expresiones muy marcadas según su estado de ánimo y su forma de enfrentar la muerte. Esta el cura que reza, está el que  suplica de rodillas o el que descubre valientemente su pecho para ser disparado el primero. Las luces y sombras, la pincelada, la importancia histórica me ha llevado a compararlos para que los que como yo nunca habían escuchado hablar de K. Makovski se hagan una idea más aproximada de su importancia y forma de pintar. Espero que el museo ruso de Málaga traiga más obras de este autor porque me ha enamorado de verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s