La Dinastía Romanóv cuenta su historia en Málaga

El Museo Estatal Ruso cuenta con 400.000 obras de arte, todas realizadas por y para Rusia. Una colección que tiene una sede en Málaga con el claro objetivo de dar a conocer la historia, la cultura y el paisaje de Rusia a través del arte. Con ese objetivo cada febrero renueva su exposición mostrándonos una cara diferente de ese gran país. Y en 2017 nos invitan a conocer la dinastía Romanóv, una dinastía que gobernó Rusia durante 300 años a través de 18 gobernantes entre  zares, emperadores y emperatrices… y nos lo explican a lo grande. Porque esta colección de 247 obras de arte entre cuadros, mobiliario, porcelanas y trajes de época es absolutamente abrumadora en calidad y cantidad. De hecho tras estar dos horas disfrutándola decidí parar y volver otro día a terminar de verla y saborearla. El buen arte es como el vino, demasiado de golpe puede emborrachar y ya no se disfruta igual.

Grandes cuadros de batallas en la exposición "La Dinastía Romanóv" con grandes cuadrso de hisotria
Grandes cuadros de batallas en la exposición “La Dinastía Romanóv” con grandes cuadrso de hisotria

El discurso expositivo es sencillo y claro, explicar la historia de la Dinastía Romanóv usando obras de arte. Así que la exposición esta ordenada cronológicamente en cuanto a los contenidos empezando por Iván el Terrible que al casarse con Anastasia Románova inicia la dinastía y terminado con Nicolás II que termina la dinastía al ser asesinado. Quiero destacar las explicaciones en las paredes al principio de cada sala en 3 idiomas, precisas y de calidad y al mismo tiempo de lectura fácil para entender cada periodo. Quiero destacar que la audio-guía es gratis y tiene 100 puntos de explicación que abarca toda la exposición y toda la historia de la dinastía cuadro a cuadro. Es increíble la calidad didáctica que despliega siempre este museo volcado en que se conozcan sus obras y su historia desde el primer minuto que abre sus puertas.

Visitas "crono" gratuitas el primer fin de semana de la exposición con un mediador del área de educación del museo
Visitas “crono” gratuitas el primer fin de semana de la exposición con un mediador del área de educación del museo

Suele explicar en este blog sala a sala que cuadros son los que mas me han gustado, pero esta exposición supera con mucho las posibilidades de un blog por lo que esta vez seré mas somero (porque lo destacaría todo). Para empezar aconsejo en la primera sala fijarse en el cuadro “Ivan el Terrible muestra su cámara del tesoro al embajador inglés Horsey”, un cuadro realizado en 1875 sobre un acontecimiento del siglo XVII. Mirad como esta pintado el terciopelo de las ropas, la silla de montar o el dinamismo y actitud de la escena… pues como este toda la exposición. Cuadros de historia muchos de gran tamaño como “El asedio al Monasterio de la Trinidad y San Sergio” en la sala donde explica el periodo  tumultuoso justo antes de la ascensión del primer Romanóv al trono de Rusia. Un cuadro de cuatro metros y medio de ancho lleno de escenas dentro del mismo, que podría estar media hora disfrutando y no me cansaría.

"Ivan el Terrible muestra su cámara del tesoro al embajador inglés Horsey" (1875) de Aleksandr Litóvchenko
“Ivan el Terrible muestra su cámara del tesoro al embajador inglés Horsey” (1875) de Aleksandr Litóvchenko

Impresionan los grandes cuadros de esta exposición, muchos de más de 4 metros de largo, pero que nadie se le escape un cuadro “pequeño” llamado “Grito de batalla”. Este cuadro esta saliendo de la sala del Zar Alejo I y es lo más parecido a los inicios del impresionismo que he visto nunca y de esa misma época. Y que conste que me estoy saltando todos los retratos de zares y zarinas llenos de rasgos psicológicos, exaltando o escondiendo defectos según se tercie, difíciles de explicar con palabras que además son el plato fuerte del discurso narrativo de cada una de las salas.

"El asedio al Monasterio de la Trinidad y San Sergio" (1891) de Vasili Vereschaguin
“El asedio al Monasterio de la Trinidad y San Sergio” (1891) de Vasili Vereschaguin

Aconsejo parase en un cuadro “Pedro el Grande de niño salvado por su madre de la ira de los arcabuceros”, verdadero ejemplo de las épocas pasadas tan turbulentas llenas de episodios de traiciones, engaños y revueltas. Esto antes de pasar a la verdadera zona de Pedro I el Grande, con enormes cuadros de batallas épicas y otros sucesos menos “honrosos”. Aquí está el cuadro más grande expuesto nunca en este museo con 6,56 metros de largo titulado “Escarnio del cadáver de Iván Miloslavski”. Un cuadro que ha tenido que viajar enrollado, porque no cabía en ningún contenedor de forma segura y que fue creado para una exposición universal. Pero al Zar Nicolás II le pareció “demasiado cruel” y decidió retirarlo.

"Escarnio del cadáver de Iván Miloslavski" (1911) de Gavril Gorélov
“Escarnio del cadáver de Iván Miloslavski” (1911) de Gavril Gorélov

Me estoy quedando muy, muy corto en el relato de esta exposición porque me estoy saltando cuadros dignos de estar en cualquiera de los grandes museos Europeos. Sin hablar de objetos únicos como la máscara mortuoria en bronce de Pedro I el Grande realizada a partir de una máscara de cera del cadáver en 1725…. Sí la original esta en Málaga.

Variante reducida del monumento a Catalina II de Mijaíl Mikeshin
Variante reducida del monumento a Catalina II de Mijaíl Mikeshin

Además para completar el relato histórico hay enseres como muestras de diferentes vajillas de porcelana de Catalina II, una butaca dorada  o una prueba en bronce del gran monumento que se levantó a esta emperatriz conocida en todo el mundo como “Catalina la Grande”. Y en su sala se explica su historia, su grandeza y sus problemas a través del arte, el arte con mayúsculas. Por supuesto también está el retrato más famoso de “Catalina II” que curiosamente es de autor desconocido, mostrando todas las condecoraciones militares por si cabe duda a quien tiene de su lado. El museo ha colgado su cuadro junto al de su hijo que explica perfectamente porque la madre quería saltárselo en la línea dinástica… Es una exposición histórica, es una exposición de historia.

Retratos de "Catalina II" la Grande y de su hijo el "Emperador Pablo I"
Retratos de “Catalina II” la Grande y de su hijo el “Emperador Pablo I”

Las últimas salas son el final de la dinastía el siglo XIX y los últimos Romanóv. Hay una sala curiosa porque no está dedicada directamente a uno de los Romanov, sino a una obra majestuosa calificada como la última gran obra imperial: la gran Plaza de San Petersburgo. Esta sala rompe la línea de la exposición con cuadros de arquitectura, planos, una réplica reducida de la columna de Alejandro etc Muy en relación con las grandes obras civiles que caracterizaron a los gobernantes de esa época en toda Europa. Y en la sala final,  el cuadro más conocido y emblemático, el “Retrato de Nicolas II”, el último zar. Una obra realizada en 1896 por Iliá Repin que es quizás uno de los pocos autores rusos conocidos en occidente de esta exposición. Aunque viendo la calidad y cantidad de buenas obras habrá que estudiar algunos otros pintores rusos que no tienen nada que envidiarle.

"Retrato de Nicolas II" (1896) de Iliá Repin
“Retrato de Nicolas II” (1896) de Iliá Repin

Muy cerca de Nicolas II, finalizando toda la exposición, se encuentra el cuadro la “Guardia Roja en el Palacio de Invierno” que sirve para explicar cómo termina la Dinastía Romanóv…. Y anuncia cual será la exposición de 2018. Pero esa será otra historia y ahora tenemos todo un año para disfrutar de una de las mejores exposiciones que ha venido nunca a Málaga sin lugar a dudas. ¿No te la iras a perder?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s