“Relatos del alma” de Danielle van Zadelhoff

Tenia muchas ganas de ver esta exposición desde que se anuncio por el CAC de Málaga. En una época en la que todo el mundo lleva un dispositivo en su bolsillo que capta imágenes (me niego a llamar cámara de fotos a un teléfono) me resultaba sorprendente que una fotógrafa “novel” consiguiera exponer en un museo de arte. Y digo novel porque según su biografía hace solo cuatro años que se compro su primera cámara de fotos, por lo que su ascenso a los altares del arte digital aun es mas sorprendente. Pero aunque ha llegado tarde al mundo de la fotografía Danielle van Zadelhoff lleva respirando arte desde que nació porque  su padre era pintor y escultor y ella misma lleva toda la vida restaurando edificios medievales. Y todo ese arte acumulado en su retina en sus algo mas de cincuenta años ha estallado en una forma de fotografiar antigua y nueva, en fotografías que son arte, puro arte.

Exposición “Relatos del alma” de Danielle van Zadelhoff

En esta exposición todas las fotografías tiene a personas por protagonistas, con alguna una prenda de ropa (un turbante, un camisón o unas pocas hojas)…. o directamente desnudos. Retratos muy suavemente iluminados , con fondos oscuros y la mayor parte de las veces con los ojos cerrados. Esa suavidad y apenas una prenda de color muy contrastado hace que resalte la piel de las modelos, su cara, sus brazos, sus pechos. Por eso directamente entras a formar parte del cuadro, a mirar al personaje, a intentar descubrir que siente. Los ojos cerrados quita mucha de la expresión de un rostro por lo que la pose, la actitud, la forma de los labios son las únicas pistas para descubrir sentimientos. Y aunque no quieras, a eso es a lo que te invita cada retrato, a descubrir sentimientos. No se que tiene esos retratos, si es ternura, dulzura pero también puede ser pena, dolor o resentimiento…  No lo se, pero te llevan a descubrirlos, a mirarlos despacio a estudiarlos despacio. Es una fotografía increíble de personas, del alma de las personas.

Exposición “Relatos del alma” de Danielle van Zadelhoff

“Relatos del alma” son 61 fotografías, la mayoría de gran tamaño con un estilo muy especial y bello : el claroscuro. Es decir, que en las fotos hay zonas muy oscuras junto a otras muy iluminadas, técnica de iluminación que se puso de moda en la pintura barroca sobre todo por Caravaggio. Y no solo imita el estilo del barroco si no también las poses y algunos elementos como turbantes, camisones anchos o almohadas… Por eso seguramente cuando entras en la exposición tienes la sensación de que son imágenes conocidas, que las has visto antes en los libros de arte. Bellos rostros iluminados, espaldas suaves, curvas de piel estilizadas, Adan y Eva, niños con objetos de cristal… Pero cuando te acercas y las ves mas despacio descubres que cualquier parecido con la antigüedad es pura coincidencia porque Daniella van Zadelhoff ha dado un paso adelante innovando y renovando ese tipo de imágenes. Ha retratado algo mas, mucho mas, ha retratado el alma.

“Transience” una obra de Danielle van Zadelhoff de 2016

Tras llevar un rato en la exposición he descubierto lo que las hace tan diferentes a los cuadros de Zurbaran o Murillo, lo que ha cambiado Danielle para que lo antiguo se vea con una mirada nueva… es la piel. En los cuadros del barroco la piel es siempre perfecta, sin un lunar , sin una peca o una arruga donde no debe ir. Daiella van Zadelhoff no esconde ni una sola imperfección, y eso que con photoshops es superfacil quitar imperfecciones de la piel. Sus retratos están llenos de personas idealizadas, pero no ideales. En la primera foto de todos (“Trasience”) hay una niña con lo que parece una picadura de mosquito en la espalda… La exposición esta llena de pelirrojas con pecas, muchas pecas . Esa belleza llena de realidad las acerca, las hace fotografías y  no cuadros, parece que copia a los pintores y lo que ha hecho es traer una estética pero  a los cánones actuales. Cánones de belleza que Danielle revisa y actualiza no dejándose influir por la moda de la extrema delgadez. Hay cuatro fotografías de una mujer desnuda en las que puedes ver sus estrías, sus varices y sus lorzas… su bellas lorzas. No  ha escondido nada la artista y precisamente eso, una piel “imperfecta” y un peso “imperfecto”, con su desnudez y su espontaneidad la que convierte su imagen en una de las mas bellas de la exposición. No es al estilo de Rubens, es al estilo de Danielle van Zadelhoff. Para fotografiar así de bella una mujer hay que ver en ella muchas mas cosas que un físico, físico lejos de los cánones de belleza que predomina en el Instagram de los adolescentes.  La belleza esta en mas sitios, en la pose, en la actitud, en los brazos recogidos o los ojos cerrados, en un labio suspirando… Daniella la ve y la fotografía, desde luego que son retratos del alma.

De izquierda a derecha “Unrequited”, “Female”, “Closed” y “Envelop” de Danielle van Zadelhoff

Aconsejo a todo el que se crea fotógrafo que vaya a ver la exposición de Daniella van Zadelhoff y descubrirá la diferencia entre saber técnica fotográfica y ser una artista….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s