Guernica y otros desastres, en la Casa Natal de Picasso

El Guernica de Picasso es un cuadro sobre la crueldad, sobre el sufrimiento y la oscuridad de los seres humanos ante el peor de sus inventos: la guerra. Aunque lo inspiro el bombardeo que en 1937 la aviación alemana realizo sobre la población civil de Guernica, no habla de eso, o al menos no solo de eso.  Aunque Picasso le puso el nombre de esa ciudad vasca su iconografía, el contexto histórico y lo abierto de su interpretación, lo ha convertido en el símbolo artístico contra la guerra por excelencia y posiblemente en el cuadro más importante e influyente de siglo XX. Y como este año se cumple 80 años de su creación (aunque eso no significa nada realmente) la Fundación Casa Natal de Picasso ha querido rendirle homenaje con una exposición como ya hiciera a primeros de este año el Museo Reina Sofía donde se aloja desde 1982.

“Guernica” de Pablo Picasso (1937)

Para la exposición “Guernica y otros desastres” no se han traído el cuadro Guernica, según comento con humor el comisario “porque no les cabía en la sala de exposiciones”. Pero si han hecho una reflexión alrededor de la icónica obra y sobre todo de los horrores de la guerra. Una reflexión muy interesante con obras de Callot y Goya anteriores a Guernica y donde puede que Picasso encontrara algo inspiración. Y obras posteriores al cuadro de los artistas Oteiza, Jose Manual Ballester y Javier Arce inspiradas en la obra del genial artista malagueño. Pero antes de seguir y contar esta exposición creo conveniente contar mi relación con el Guernica de Picasso y algo que me paso al verlo la primera vez…

Cuando tenía 15 años puse en la cabecera de mi cama con cuatro chinchetas una copia del Guernica y todavía no sé porque, no lo recuerdo muy bien. Era el año 1981 que fue el año en el que regreso a España y supongo que estaba en todos los medios de comunicación y me dieron una copia de algún periódico o revista. No me acuerdo porque lo puse en mi pared (en vez de un póster de Sabrina que habría sido lo lógico)  Pero de lo que si me acuerdo es de lo poco que gusto en mi casa “una cosa tan horrorosa en vez del cuadro de la Virgen del Carmen que tenías antes…” comento mi madre. Y ese fue seguramente el motivo de que se quedara a mi cabecera muchos años, convirtiéndose  para mí una imagen muy familiar y cercana. Cuando me hice objetor de conciencia (tras asistir en la Facultad de Medicina a la clase de heridas por arma de fuego) recupere el póster como para reafirmarme. Y cuando me empecé a interesar por el arte estudie su simbología, su historia, su realización… pero nunca fui a verlo. Mira que he ido veces a Madrid y he visto museos, pero hasta hace dos años (sept de 2015) no había ido a verlo. ¿Para que ir a verlo si me lo sabía de memoria? ¿Para qué verlo en directo si youtube está lleno de vídeos que te lo enseñan y te lo explican…?

Vídeo explicativo de la iconografía del “Guernica” de Picasso

Y pasó lo que tenía que pasar, que me lo encontré de golpe al cruzar una puerta, me pare delante de esos casi 8 metros de cuadro con animales heridos, gente gritando, suplicando, quemándose y una madre con su hijo muerto en los brazos… y me eche a llorar. No es una metáfora, me eche a llorar. Y aunque intente disimular di el espectáculo porque estaba con mis tres hijas que no entendían que me pasaba y se me abrazaron… un numerito vaya. Y todo porque por más  que había leído sobre el Guernica nadie me había dicho que esta obra te grita. Te envuelve por su tamaño y mires donde mires hay gente sufriendo, sufriendo y gritando en ese mundo tan gris creado por Picasso. Y acabas escuchando esos gritos. No sé si es que Picasso es un genio o yo soy muy sensible pero el cuadro grita de forma desgarradora y te hace llorar, a mí me hizo llorar.

Exposición “Guernica y otros desastres”
(Imagen enlazada del periódico La Opinión de Málaga desde AQUI)

Tras contar esto tenéis que entender que no hay exposición de Guernica que me quiera perder, pero que evidentemente ninguna me parece a la altura de su genialidad. Sin embargo me ha encantado que en una visita guiada por mediadores culturales de la propia Fundación Casa Natal de Picasso por esta exposición (“Guernica y otros desastres”) se hacía referencia continuamente a este grito desgarrador. Toda la exposición está enfocada a este hecho de la dureza y crueldad que retrata el cuadro e incluso la propia mediadora cultual al explicar el Guernica comenzó diciendo que en este cuadro “todo el mundo está gritando aunque sin”. Me ha encantado de verdad el enfoque de la exposición, aunque sin el Guernica nada es igual.

La exposición comienza explicando que todos los cuadros y referencias artísticas a la guerra antes del Guernica eran alegorías de los vencedores. Imágenes generales de entrega de llaves o huestes de soldados triunfantes hasta que Picasso se baja al barro y cuenta la verdad de la guerra tal como es, en primer plano: dolor y llanto.  Pero hay un par de antecedentes históricos de esta forma de ver la guerra donde todos pierden, sobre todo el pueblo. El más antiguo es Jacques Callot que en 1633 realizo unos grabados llamados “Las miserias y desdichas de la guerra”, unos aguafuertes que exponen en esta ocasión en orden de “dureza”. Primero hay planos más generales pero a partir del cuarto grabado ya se muestran la quema de iglesias, los fusilamientos, los ahorcamientos en masa… nada que ver con los soldados triunfantes y las coronas de laurel.

Grabados de Jacques Callot en la exposición “Guernica y otros desastres”
(Imagen enlazada del periódico La Opinión de Málaga desde AQUI)

El otro antecedente es la colección de 82 grabados de Goya titulados “Los desastres de la Guerra” realizados del  1810 al 1815.  Y aunque hay muy pocas colecciones completas, la casa natal se ha conseguido traer de la Diputación de Zaragoza una de las más completas y mejor conservadas (80 originales). Y también las ha expuesto según desarrollan los temas, con la primera sala exponiendo las que muestran la rebelión del pueblo y siguiendo en las demás salas por los errores y los horrores que supone luchar hermano contra hermano. Y no son menos duras que el Guernica, si no buscad la lámina que se llama “Para eso habéis nacido” donde un ciudadano vomita sobre una pila de cadáveres… Los 80 grabados van recorriendo las  3 salas de esta exposición siendo el nexo de unión de la misma.

“Estragos de la guerra” de Goya (Imagen tomada del Profesor Veredillas AQUI)

Especialmente importantes es la estampa “Estragos de la Guerra” porque sus cuerpos retorcidos son muy similares a algunas de las figuras del Guernica y puede que sea una de las fuentes más claras de inspiración de Picasso (además del cuadro “El dos de mayo” también de Goya). Esta estampa esta ampliada en plan mural en el pasillo que conecta dos salas para darle la importancia que tiene y para que se vea mejor. La verdad es que aunque no esté el Guernica, nada más que para ver una serie completa bien conservada de “Los desastres de la Guerra de Goya merece la pena ver esta exposición.

“Guernica XL” de Javier Arce (2007) (http://javierarce.net/)

Y después están las obras de tres artistas inspirados por el Guernica. La más espectacular sin duda es una reproducción del Guernica con rotulador sobre papel irrompible de Javier Arce realizada en 2007 dentro de una serie llamada “Estrujados”. Se llama “Guernica -XL” y como toda la serie, el autor ha estrujado y arrugado el papel deformándolo y exhibiendo la obra doblada y medio desmoronada. La idea es explicar que a base de tanto reproducir y explicar el Guernica su impacto ha quedado arrugado. Imágenes tan reproducidas que se han convertido en arte de “usar y tirar” según sus propias palabras.

“Vacios del Guernica” de Jose manuel Ballester)
(Imagen enlazada de la revista Descubrir el arte AQUI)

Otro autor post-guernica aquí presente es José Manuel Ballester en su serie “Espacios ocultos” donde hace fotos de gran formato de puntos concretos de un cuadro, que han pasado desapercibidos dentro del propio cuadro. Quita elementos del cuadro y deja alguno aislado, solitario y en gran tamaño para mostrar que esos elementos también nos dice cosas. Por poner un ejemplo, la última de las tres que aquí expone es solo la ventana bajo la que están las llamas en el Guernica. Ese edificio esta explicado solo y exclusivamente por la ventana, elemento que vemos sin importancia y que sin embargo sin el cual no tendría sentido el resto de la escena de esa zona del cuadro.

“Estela para un pueblo pacífico que era Guernica” de Jose Oteiza
(Imagen enlazada del periódico La Opinión de Málaga desde AQUI)

Y el tercer y último artista post-guernica es el escultor Jorge Oteiza que trasforma en cierto sentido todo el dolor de Picasso en pasión y compasión con obras para la Basílica de Aranzazu. Esculturas en metal que simplificando la imagen como fiel reflejo del Guernica reproduce posturas, imágenes y gestos aunque lo que aquí vemos son pruebas de taller para la obra definitiva que al igual que el Guernica se consideró demasiado moderno para su época. Y llamadme friki pero lo que más me ha gustado es un trozo de metal como una piedra rota sobre una base, un adoquín y poco más  llamado “Estela para un pueblo pacífico que era Guernica”. Y a tenor por las imágenes de archivo eso fue todo lo quedo de algunas zonas bombardeadas de la ciudad de Guernica…

Sueño y mentira de Franco, plancha I de Pablo Picaso (1937)
(Imagen enlazada de la revista Descubrir el arte AQUI)

¿Y ya está? ¿No hay nada de Picasso en una exposición dedicada a Picasso? Vale, estaba jugando un poco con el lector y he dejado lo mejor para el final. Porque cerca del “Guernica-XL” de Javier Arce hay expuesto un original de la carpeta “Sueño y mentira de Franco” del propio fondo de la Fundación Casa Natal de Picasso. De hecho esta carpeta original del que existen muy pocos ejemplares esta normalmente expuesta en la planta baja de la casa natal. Se trata de una carpeta de grabados que Picasso estuvo realizando para vender en el pabellón de España para la Exposición Universal de París de 1937 donde se expuso por primera vez el Guernica y para el que fue creado. Estaba trabajando en esa carpeta, haciendo algunos toros y algunos caballos mutilados cuando paso lo de Guernica que el inspiro el cuadro. En esta carpeta se ve la evolución con furia y rabia que sentía por la guerra y el levantamiento militar. Furia y rabia al que añadió dolor al pintar el Guernica, obra que aunque esta en blanco y negro aun salpica sangre derramada en la guerra civil española. Un grabado de Minotauro ciego y una Paloma de la paz son las otras obras de Picasso aquí expuestas junto al a carpeta, los legados más claros de genio malagueño en la propaganda de Guerra. Bueno debería decir en la propaganda de la anti-guerra como fue Picasso y su obra el Guernica.

Un Guernica “callejero” en el barrio malagueño de Lagunillas, a escasos 100 metros de la Casa Natal de Picasso

No quiero terminar sin dejar de mencionar que el Museo Reina Sofía de Madrid ha creado en este año una fabulosa página web sobre el Guernica. Se llama “Repensar Guernica” y pone a disposición de quien lo desee más de 2000 documentos en relación al cuadro, desde cartas y facturas a conferencias y entrevistas a Picasso por los periodistas de la época. Pero debo insistir… antes que nada id a verlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s